Javier Cantero presidente del club Independiente entre los años 2011 y 2014, dejó mal parado al polémico ex juez Norberto Oyarbide, al declarar que le pidió tener acceso al club para asesorarlo con los problemas judiciales y darle “ánimo” a los juveniles de la entidad.

El ex mandamás de la entidad de Avellaneda, en el marco de las investigaciones por abusos a menores en la pensión, reveló que durante su gestión sufrió presiones por parte de Oyarbide, a quien acusó de querer tener acceso a la entidad.

En declaraciones a la prensa, Cantero afirmó: “Oyarbide estaba interesado en los equipos de fútbol. A mí me invitó a almorzar y me dijo que podía asesorar al club porque Independiente tenía muchos problemas judiciales”. Asimismo, según el ex titular del rojo, el ex magistrado “me dijo que había hecho un curso de oratoria y que podía darle ánimo a los chicos”.

Cantero explicó que el ex juez llegó a presionarlo y “para demostrarme su poder, Oyarbide llamó a Moyano y también a Barrionuevo para que hablen conmigo. Era una manera de decirme ‘yo puedo hablar con cualquiera’”.

“Así tuvimos dos o tres reuniones en las que, en un momento dado, me dijo que también le interesaba ayudarnos y favorecernos, porque había hecho un curo de oratoria y podía levantarles el ánimo a los chicos”, amplió.

El ex presidente de Independiente precisó que ninguna de las reuniones que mantuvo con Oyarbide accedió a lo que solicitaba el ex juez federal “hasta que un día me llamó un secretario para decirme que había desperdiciado esos almuerzos, porque no le había dado cabida a lo que me estaba pidiendo, no le había facilitado el acceso al club”.

En ese llamado, el trabajador por orden del ex magistrado le habría dicho que lo iban a citar a declaración indagatoria por un tema de triangulación de jugadores.

“Yo lo respondí que no tenía nada que esconder. Decile al doctor que me llame a indagatoria. Eso sí, cuando salga de declarar, voy a llamar a conferencia de prensa para contar todo lo que ustedes me hicieron’”, explicó.

Oyarbide es uno de los ex jueces que más notoriedad tuvo en los últimos años y el que más pedidos de juicio político recibió hasta que el presidente Mauricio Macri le aceptó la renuncia.

En 2001, el Senado trató el juicio político contra el magistrado, acusado de brindar protecciones a prostíbulos a cambio de dinero y servicios sexuales. Finalmente no se lograron los dos tercios necesarios para su destitución.

Con respecto a los abusos en las pensiones, Cantero opinó que “los presidentes deberían replantearse el tema de las pensiones”.

Además, propuso que los clubes grandes “tengan filiales zonales. Hay que hacer algo pero lo que no puede pasar es que un chico esté tantos años alejado de sus padres”.

Durante la gestión de Cantero se agravó la crisis en el fútbol profesional, que terminó con el descenso del equipo a Primera B Nacional.

También enfrentó sin éxito ni respaldo de los dirigentes de AFA a la barra brava del club que por entonces lideraba Bebote Alvarez, quien hoy está detenido tras amenazar al actual DT de la institución, Ariel Holan.