Un grupo de periodistas investigativos asegura que decenas de grandes empresas multinacionales tienen acuerdos preferenciales con el gobierno de Luxemburgo que les permite evadir impuestos en otros países.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) dice haber estudiado miles de páginas de documentos confidenciales filtrados que demuestran que unas 340 compañías podrían estar vinculadas al Gran Ducado de Luxemburgo en acuerdos fiscales especiales.

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, convocó a una rueda de prensa en la que afirmó que el país “respeta las reglas internacionales” y que lo que hace el Gran Ducado es legal.

La Unión Europea, de la cual hace parte Luxemburgo, está aplicando mano dura a los programas de evasión fiscal de las multinacionales y el mes pasado lanzó una investigación contra las prácticas del vendedor online Amazon. El ICIJ añade otros nombres de alto perfil como FedEx, Pepsi e IKEA.

Luxemburgo es un país de 500.000 personas, pero sus bancos y otras instituciones financieras tienen activos 20 veces superiores a la producción económica del país.