Adrián Paenza volvió a tomar como escenario de una disputa política su programa “Científicos: Industria Argentina”. Sin embargo, en esta oportunidad, el entrevistado le jugó una mala pasada al contradecirlo en vivo.

Ayer, el interlocutor invitado fue el presidente del Conicet, Alejandro Ceccatto, que había formado parte de la gestión de Lino Barañao (como secretario de Articulación Científico-Tecnológica) en la época kirchnerista y sigue aún en el organismo bajo la órbita de Cambiemos.

“Si hablamos de una política de Estado, esto es lo más parecido que yo conozco: la continuidad de un ministro y de personas de su equipo, como mi caso, en puestos decisivos”, dijo el entrevistado para marcar la primera de varias diferencias que tendría con Paenza a lo largo de la entrevista. La semana pasada, el matemático arrancó la edición revelando que “no quería trabajar en la administración de Macri”.

Ante el planteo de Paenza sobre los presuntos recortes que hubo en la era macrista para su área, Ceccatto aseguró: “Hemos tenido hace un par de semanas un aumento de 815 millones de pesos, no nos han recortado sino que se ha aumentado para pegar compromisos previamente asumidos. ¿En qué situación nos encontramos? Que teníamos compromisos asumidos con la comunidad que no estaban en el presupuesto o no estaban contemplados. Y efectivamente hemos tenido una respuesta favorable, con un 15 de aumento de presupuesto del sector”.

Además agregó que no hubo “ni un solo despido” en el área que cuenta con 25 mil trabajadores. La afirmación no fue del agrado de Paenza quien retrucó que hubo un aumento del 15% cuando la devaluación del nuevo gobierno fue del 50%. “Te lo digo con conocimiento de causas” , agregó el periodista.

“Nunca después de una devaluación ha habido un reajuste presupuestario, siempre ha tenido que palearse la situación progresivamente reacomodando presupuestos. Esta es una devaluación muy grande pero en la última devaluación del gobierno anterior tampoco hubo un reajuste de las partidas presupuestarias”, acotó Ceccatto. “Es que no estábamos bien tampoco antes, ahora estamos mucho peor”, justificó Paenza.

Eso llevó a que el titular del Conicet compartiera un dato que descolocó al periodista: “Los PIP (Proyectos de Investigación Plurianuales) tenían tres convocatorias atrasadas sin pagar, estamos lentamente pagando ese retraso, pagando la tercer convocatoria. Los subsidios que deberían haber recibido los investigadores para realizar su trabajo estaban impagos desde 2013”.

La revelación descolocó a Paenza, quien reconoció: “¿Por qué no reclamaban y no pedían? En algún lugar había ausencia del reclamo, yo me entero ahora”. “Vos te enterás ahora y eso a mí me apena pero realmente había dificultades, había sueldos que ya estaban retrasados y había subsidios que hacía tres años que no se pagaban. La situación era compleja, pero lo que no había era una reacción de la comunidad”, dijo Ceccatto.

Ante la pregunta de por qué los becarios no reclamaron el atraso de los subsidios en la era kirchnerista, el titular del Conicet fue tajante: “Siéndote brutalmente honesto, creo que la comunidad había recibido tanto que no se sentía quizás en condiciones de reclamar”.