El Ministerio de Agroindustria de la Nación decidió entregar créditos por casi 70 millones de pesos a cientos de productores de peras y manzanas de Neuquén para financiar tareas de poda, reconversión y adquisición de mallas antigranizo.

El aporte, que forma parte del Fondo Nacional Agropecuario (Fondagro), beneficia a productores del Alto Valle que posean chacras con plantaciones de peras y/o manzanas y que cuentan con el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios actualizado.

El total de potenciales beneficiarios a asistir con capital para poda son 287 productores, cubriendo 5825 hectáreas productivas, es decir el 92 por ciento de la superficie total implantada de peras y manzanas en la provincia de Neuquén.

“Con estos aportes lo que estamos haciendo desde el Estado es avanzar en políticas que permitan mejorar las condiciones productivas actuales y planificar un futuro mejor para el sector frutícola”, sostuvo el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

Además, señaló que “es necesario reconvertir algunas actividades que durante años no pudieron invertir por los bajos precios y altos costos”.

Los fondos serán transferidos por el Centro Pyme – Adeneu, en el marco de un convenio por el cual se encargará de devolver mensualmente al fideicomiso todas las sumas que perciba en concepto de repago por parte de los productores.