El lanzamiento de la campaña de Cristina Fernández de Kirchner para las PASO se vio empañado por un allanamiento que el fiscal Gerardo Pollacita había pedido por la causa en la que se la investiga por asociación ilícita en la causa Hotesur.

Ayer por la tarde, mientras Cristina hablaba en Mar del Plata, Gendarmería allanó la empresa Asociación Turística SRL, ubicada en la calle Frankling al 2.000, donde tiene su sede legal esa compañía que administra el hotel Las Dunas en El Calafate.

En el allanamiento, que contó con el aval del juez Julián Ercolini, no se encontró ninguna documentación de la empresa, con lo cual el fiscal acrecentó sus sospechas de que se trataría de otra “sociedad fantasma” que aparece vinculada a Hotesur.

“Nosotros planteamos que se trataba de una sociedad irregular, que se había creado con un capital muy chico, la única finalidad que tiene era evitar los embargos a Cristina Kirchner”, explicó a TN Central la abogada denunciante Silvina Martínez.

El llamado “caso Hotesur” empezó a ser investigado judicialmente el año pasado a raíz de una denuncia penal que radicó en noviembre la diputada Margarita Stolbizer contra la Presidenta, por supuestas irregularidades fiscales y societarias a través de la sociedad Hotesur S.A., que maneja el Hotel Alto Calafate.

Ese hotel es el que utilizó el empresario allegado a los Kirchner, Lázaro Báez, también investigado, para una maniobra de alquiler de habitaciones. El empresario patagónico firmó acuerdos confidenciales y retroactivos con los que garantizó el pago de 935 plazas por mes, durante 2010 y 2011, sin importar si sus empleados usaban esas reservas o no, ni si se trataba de temporada alta.