El ex vicepresidente argentino Amado Boudou, que acompañó en su segundo mandato a Cristina Fernández de Kirchner, se sienta hoy por primera vez en el banquillo de los acusados en un juicio en Buenos Aires por supuesta falsedad ideológica.

Boudou es acusado de haber puesto datos falsos en la transferencia de un automóvil. El delito prevé condenas de hasta seis años de prisión.

El ex vicepresidente, que también ejerció como ministro de Economía del kirchnerismo, enfrenta cerca de una decena de causas judiciales en su contra por presuntos hechos de corrupción durante su paso por la función pública.

Boudou, actual dirigente de la corriente Patria Para Todos (PPT), será juzgado junto a otros implicados en la maniobra, entre ellos su ex novia y una ex funcionaria del Registro de la Propiedad Automotor.

Entre el público se encontraban once personas, entre ellos el ex vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto, el líder de la banda de rock La Mancha de Rolando, Manuel Quieto, el abogado Marcelo Parrilli y Osvaldo Papaleo.