La continuidad o no de Ari Paluch con su experimentado programa radial El Exprimidor fue puesta en duda desde que aparecieron denuncias de acoso sexual en su contra en octubre del año pasado.

Si bien en la última semana todo indicaba que finalmente el conductor iba a poder seguir con el ciclo con condicionamientos como la reducción a una única tira diaria (antes eran dos: una por la mañana y otra por la tarde) y sin su histórico equipo de trabajo, en los últimos días se supo que los directivos de la productora Eurocomunicaciones decidieron que no siguiera.

Después que oficializaran su salida, el periodista rompió el silencio en Twitter y se victimizó. “Deseo que quienes están desocupados, como me encuentro hoy yo, podamos muy pronto trabajar nuevamente juntos”.

Y agregó: “Si Dios me diera la oportunidad de hacer radio nuevamente, no tengan dudas que serán los primeros en enterarse, ojala sea pronto”.