Tras la decisión de la Cámara Federal de Casación Penal, que ordenó investigar la denuncia de Alberto Nisman contra Cristina Fernández de Kirchner y parte de su equipo de Gobierno, cinco magistrados son los que tenían chances de quedarse hoy con el expediente, y fue así que el Dr. Ariel Lijo, será el encargado de investigar.

Se quedaron con las ganas María Romilda Servini (que recientemente dictó la falta de mérito para Ibar Pérez Corradi por el triple crimen de General Rodríguez), Sebastián Ramos, Marcelo Martínez de Giorgi y Sergio Torres. Estos jueces estaban de turno con los sorteos de causas que ingresan a la Cámara Federal.

También está Rafecas -siempre son seis los magistrados en turno con Cámara-, pero por razones obvias no estuvo dentro del sorteo: fue quien en su momento archivó la denuncia por no considerar que sea pertinente seguir con la investigación.

La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, que este jueves ordenó investigar la denuncia de Nisman y apartó del caso a Rafecas porque ya había dado opinión al considerar que el caso no constituía delito, enviará a la Secretaría General de la Cámara Federal el expediente para que se sortee el nuevo juez que tendrá el caso.