La última edición del Milan Fashion Week llegó a su fin con la presentación del diseñador Giorgio Armani. En esta edición, la destacada firma italiana se lució en la pasarela con una colección en la que reinventó una prenda clásica: la falda-pantalón.

La casa Versace, con Donatella Versace a la cabeza, se caracterizó por presentar una colección dedicada a la mujer sexy y deportista, con un mensaje político de por medio. Salvatore Ferragamo, por su parte, se inspiró en la figura de la mujer clásica. Cada uno a su estilo, recibió la ovación del público por sus propuestas.

Gris