Un atentado suicida con un coche bomba ha causado al menos 18 muertos y 15 heridos, según ha confirmado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos a AFP. Esta misma fuente ha añadido que entre los fallecidos se encuentra el terrorista suicida que conducía uno de los vehículos con explosivos, así como siete miembros de las fuerzas de seguridad del régimen sirio y dos civiles.

El atentado suicida con coche bomba ha sido perpetrado esta mañana en la plaza Al Gadir, en el barrio de Al Amara, cerca de la conocida plaza Tahrir, en el casco antiguo de Damasco.

Los terroristas han activado los explosivos cuando se vieron cercados por los policías que los estaban persiguiendo, según la Agencia Sana. Las otras dos explosiones han sucedido en la carretera del aeropuerto y, según una fuente de seguridad citada por Sana, esas detonaciones fueron realizadas por las fuerzas de seguridad.

Los últimos grandes atentados en Damasco han sido perpetrados a mediados de marzo y en ellos murieron unas treinta personas, cuando dos suicidas atacaron de forma casi simultánea el Palacio de Justicia y un restaurante frecuentado por representantes gubernamentales en el barrio de Al Rabua. El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió esos ataques, pero el atentado de hoy aún no ha sido reivindicado por ningún grupo.