El volante central deja Racing y se sumará a  la Universidad Católica de Chile.

Con los clubes en pleno y constante movimiento en este mercado de pases, la “academia” parece no quedarse atrás. Ya cuenta con el arribo del uruguayo Arévalo Ríos, Patiño, y Lucas Orban. A la espera de mas contrataciones, el plantel que tiene al mando a Diego Cocca, también va perdiendo piezas.

Luego de la “conflictiva” salida de Agustín Orión (finalmente  juzgará en la U de Chile), otro ex compañero suyo pasará a formar parte un conjunto trasandino. Luciano Aued, sabía que perdería mucho terreno con las llegadas del medio campista charrua, y la llegada que está próxima, de su ex compañero en Gimnasia, “Fito” Rinaudo. Así, tuvo una charla con el presidente de “la academia”, Víctor Blanco y, tras la victoria en el “cilindro” frente al Dim, por copa Sudamericana, el jugador anunció que aquel, había sido su ultimo encuentro defendiendo la camiseta del cuadro de Avellaneda.

El futbolistas de 30 años, estará emigrando rumbo al país vecino en los próximos días, para cerrar todo y ponerse a disposición de su nuevo club.
Echando un vistazo más por el transitar de Racing entre contrataciones  y desvinculaciones, está siempre latente la llegada de una oferta millonaria por Acuña. Si bien, desde la cúpula académica, aseguran que aun no les ha llegado nada, la misma, estaría próxima, y vendría desde Portugal. La dirigencia sostiene la idea de que el “huevo” permanezca, al menos, una temporada mas, pero si llega una oferta irresistible (o bien, el pago de la cláusula de rescisión, como se menciona), va a ser difícil de retener al joven que ya ha visto acción con la camiseta del seleccionado.

Algo parecido, ocurre con Lautaro Martínez, aunque en este caso, podría ser un tanto mas firme la postura de Racing, dado que con la salida de Bou, y Licha López, con algunos años a cuesta (aunque en muy buen estado físico y futbolístico), la salida de un delantero no sería fortuita. El mercado está moviéndose de forma más acelerada que lo habitual, y en Avellaneda, no se quedan atrás.