“Disciplinamiento”, “aprietes pseudo mafiosos”, “encubrimiento”, “juez parcial”: algunas de las claves del nuevo y durísimo escrito que Lázaro Báez presentó ante la Cámara Federal porteña contra el juez Sebastián Casanello. El detenido empresario K trata de inclinar la balanza para que el tribunal aparte al recusado magistrado de la causa de “La ruta del dinero K”, por la que Báez está preso y procesado desde el 5 de abril.

No es la primera vez que el detenido empresario K cuestiona al juez -ya lo había hecho ante le Cámara y en una entrevista- pero esta vez lo acusó directamente de “aprietes pseudo mafiosos” en su contra para tratar de que no hable y de “encubrir” a la exPresidenta Cristina Kirchner, por primera vez en un escrito.

Los Báez insisten en que el magistrado no es parcial y que no investiga a exfuncionarios en la causa, en especial a Cristina. Lázaro espera que el documento, de cuatro páginas, sea incluido en el expediente. Para reforzar sus acusaciones dijo que había visto al juez en la Quinta de Olivos, pero dos exsecretarios de Cristina, Daniel Álvarez y Mariano Cabral, declararon ante la Cámara y negaron esta posibilidad.

“Casanello configura otra clara amenaza e intento de disciplinamiento para silenciarme y evitar la averiguación de la verdad. En un evidente maniobra de encubrimiento a la exPresidenta de la Nación”, plantea Báez en el primer párrafo del escrito, de acuerdo a Clarín.

“No se puede tolerar que un juez parcial sospechado de encubrir a la exPresidenta de la nación y con una imputación casi desde los albores de la investigación, siga siendo el director de la pesquisa”, insistió el detenido empresario K. “El juez dilata el avance de la investigación contra los funcionarios nacionales del gobierno saliente”, acusó.