A pocos días de que la Justicia uruguaya resuelva el pedido de extradición enviado desde Argentina, el sindicalista platense Marcelo Balcedo y su esposa Paola Fiege, detenidos en ese país desde principios de enero, se quedaron sin abogados defensores.

Los letrados Víctor Della Valle y Alejandro Balbi renunciaron a la defensa de la pareja, acusados en causas que se tramitan en ambos países por extorsión, lavado de activos y contrabando de armas, entre otros delitos.

En declaraciones formulada al diario uruguayo El País de Montevideo, Della Valle explicó que la renuncia se debe a “diferencias estratégicas” que mantienen con la pareja detenida.

De este modo, Balcedo deberá buscar un abogado por tercera vez desde que fue capturado por la policía uruguaya, ya que inicialmente lo defendía Juan Fagúndez, quien también optó por renunciar.

El titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), hoy intervenido por la Justicia, y Paola Fiege fueron detenidos el jueves 4 de enero en su finca de la costa uruguaya a pocos kilómetros de Piriápolis.

En el predio, bautizado “El Gran Chaparral”, la Policía encontró más de 500 mil dólares, armas de todo tipo y una flota de autos de lujo.

Luego, en un operativo en Montevideo y Punta del Este, la Justicia accedió a 15 cajas de seguridad a nombre de la pareja en donde se encontraron más de 7,5 millones de dólares.

La orden fue firmada por el juez federal platense Ernesto Kreplak, quien lleva la causa en la que se investiga si Balcedo incurrió en los delitos de extorsión e irregularidades al frente del gremio y como director del diario Hoy, además de lavado de activos y una supuesta conexión con la banda de narcotraficantes rosarina “Los Monos”.

Desde entonces, Balcedo y Fiege cumplen 120 días de prisión preventiva en dos penales de la ciudad de Montevideo.

Junto a Mauricio Yebra, considerado de mano derecha de Balcedo en el gremio y también detenido, son el centro de dos causas abiertas en los tribunales de ambos países.

En las últimas semanas, la Justicia uruguaya rechazó un planteo de excarcelación presentado por Fiege, quien además denunció malas condiciones de detención.

En tanto, la Fiscalía de Montevideo hizo lugar al pedido enviado, vía Cancillería, por el juez Kreplak para que se disponga la extradición de la pareja. “En Argentina hay estado de derechos y los acusados podrán defenderse”, fue el argumento de la Fiscalía. Ahora será el juez el que deba analizar el planteo, en una instancia para la semana próxima.