Enfurecido y agitado, así fue la abrupta salida de Roberto Baradel de la entrevista que estaba dando en TN Central. El dirigente de la SUTEBA cortó el reportaje luego de que se enojara por una pregunta que le hizo Nicolás Wiñazki. 

 “No me enojé. Ya expliqué todo en el estudio”, comentó a TN.com.ar el sindicalista en forma escueta. Baradel salió en forma rápida del estudio luego de que le consultaran si se había recibido de maestro y dónde había dictado clases.

“No sé por qué lo ponen en discusión. Yo no miento, no lo hice en mi vida. Es una conducta de vida. Esta pregunta ya fue contestada hace mucho tiempo y siguen insistiendo”, respondió durante la entrevista con Wiñazki y Luciana Geuna en una jornada que transcurrió entre paritarias, denuncias judiciales por amenazas y visitas a la televisión.

Ante esa afirmación, el periodista quiso saber más. Le consultó por los registros públicos en los que, presuntamente, no consta ningún aporte previsional de escuelas hacia él. Dubitativo, Baradel logró recordar y dar el nombre y número de la escuelas en las que trabajó.

Luego, para justificar sí había dado clases, propuso convocar a sus compañeros docentes en esas escuelas del conurbano bonaerense.

La situación lo descolocó y sacó de eje, de tal manera, que interrumpió la entrevista, se quitó el micrófono y, con mucho ímpetu, salió del estudio.

Lo cierto es que Baradel NUNCA fue docente, fue apenas preceptor, y es por ello que resulta tan absurdo que un NO docente, esté al frente del gremio.