Barbarie en el clásico Cordobés: murió el hincha de Belgrano traicionado por los suyos

Emanuel Balbo fue acusado de ser un hincha de Talleres infiltrado en la popular de Belgrano mientras se disputaba el clásico de la provincia de Córdoba. Sin embargo, se constató que era simpatizante del Pirata. La tremenda historia detrás del repudiable hecho que tiñó de sangre el fútbol argentino.

“Sapo Gómez”: esa es la identidad del doble asesino, hincha de Belgrano, que aprovechó el clima caliente del clásico cordobés para deshacerse de una nueva víctima. Esta vez se trató de Emanuel Balbo, otro hincha del Pirata, que se cruzó a Gómez en la popular del Estadio Mario Alberto Kempes.

El comienzo de la historia se remonta a noviembre de 2012, cuando una picada ilegal terminó con la vida de Agustín, que en esa época tenía 14 años y toda una vida por delante. La conexión entre aquél hecho y el del sábado por la noche es el victimario: Gómez conducía el auto que mató al adolescente.

Cinco años después, Emanuel Balbo, hermano de Agustín, asistió, al igual que gran parte de Córdoba Capital, al clásico más importante de la provincia. Fue a alentar a su Belgrano, pero termino siendo linchado por sus propios hinchas.

Cuando el Sapo Gómez lo reconoció, gritó falsamente que Emanuel era un hincha de Talleres infiltrado. Aprovechando el clima tenso de clásico, varios salvajes, amigos de Gómez, decidieron molerlo a palos sin piedad. Finalmente, se deshicieron de él lanzándolo de la platea.

Emanuel Balbo falleció esta tarde a causa de las brutales lesiones que recibió por parte de Gómez y sus amigos.