El equipo dirigido por Luis Enrique derrotó al Valencia y no se aleja de la lucha por quedarse con la liga BBVA.

El equipo culé comenzó perdiendo. Cuando el visitante, hacía poco y nada, un pelotazo desde la propia portería del equipo che, encontró una defensa mal parada, y a Munir, corriendo don destino al arco de Ter Stegen, y el arquero Alemán terminó enviando la pelota al corner. De esa misma jugada, llegó el centro que, Mangala conectó de cabeza para poner el 1 a 0 y la sorpresa de todo el Camp Nou.

El Barça intentaba, y fue Neymar, quien con mucha astucia e inteligencia, sacó rápido (y muy bien) un lateral que dejó a Luis Suárez, mano a mano con Diego Alves, colocando el balón al segundo palo. El propio delantero Uruguayo, se encontró, tiempo mas tarde, con una bocha en profundidad, ganándole al, hasta ese momento, auto del único gol Valenciano, quien lo tomó de la camiseta, haciéndose acreedor de la segunda amarilla. Consecuentemente, vio la roja. Messi se hizo cargo del penal y, como no suele hacerlo, pateó al medio del arco, 2 a 1 y el local con un hombre más. Pero el primer tiempo tenía algo más, aun. Otra vez, los defensores del blaugrana, en otra sintonía. Gran pase en cortada, habilitado a Goyá, este la metió al medio, y el ex Barcelona, Munir, levantó sus brazos en señal de disculpas, luego de marcar el empate, con el que se iba el partido al entre tiempo.

El complemento mostró a los locales decididos. Pero, una vez más, la visita tuvo la oportunidad de una contra. El mismo Munir, tardó demasiado en definir, colaborando con la recuperación de Piqué.

Luego de un tiro de esquina, Mascherano captura la pelota fuera del área, repleta de jugadores del Valencia, ubica a la pulga y, el mejor de todos, de derecha, la coloca entre el palo y el arquero Brasileño que no pudo evitar la conquista. De ahí en mas, Garay, Enzo Pérez y compañía, desaparecieron del partido. Fue todo del elenco Catalán que, contó con muchas llegadas, las cuales, no era bien resueltas y, en otras oportunidades, se encontraban con Diego Alves. Un tiro libre exquisito de Neymar, muy similar al de la Champions frente al PSG, pegó en el ángulo. Ya sobre el final del encuentro, el “Ney” se escapó por la banda izquierda, asistió a André Gomes (había ingresado en el complemento, en lugar de Rafinha) y este, solo tuvo que tocarla para sentenciar la victoria.

Con el triunfo del Madrid sobre el Athletic, Barcelona debía ganar para no perderle pisada, y lo hizo.  La derrota del Sevilla frente al equipo del “Cholo” Simeone, deja, una vez mas, a los gigantes de España peleando cabeza a cabeza por adjudicarse la liga.

Entre medio, el parate por las eliminatorias para Rusia 2018, y después, los partidos de ida de la Champions League.

Federico Campos