El fiscal federal Juan Pedro Zoni imputó al ministro de Finanzas, Luis Caputo, por la emisión de un bono a cien años que podría haber implicado “conductas delictivas en perjuicio de la Administracion Publica Nacional”.

Zoni le pidió al juez federal Ariel Lijo que abra la causa para investigar la operatoria y realizar una serie de medidas y diligencias para recabar información sobre la operación.

“El presente impulso penal no puede soslayar el interés y trascendencia que reviste la temática denunciada, por las consecuencias y entidad de los perjuicios económicos que le generan al Estado Nacional las conductas imputadas”, sostuvo el fiscal.

Zoni afirmó que también “corresponde resaltar que en los últimos días se han expresado públicamente distintos especialistas vinculados a la operatoria de bonos que han realizado diversos cuestionamientos sobre el endeudamiento denunciado que justifican la apertura de una investigación criminal en orden a estos hechos”.

La semana pasada, el Gobierno sorprendió a los mercados con la colocación de 2.750 millones de dólares mediante un bono en dólares al inusual plazo de 100 años, algo que el Ejecutivo calificó como un reflejo de la confianza de los inversores.

El cupón de interés fue de 7,125% y el rendimiento de 7,9%, detalló el Ministerio de Finanzas en una nota de prensa, en donde se destacó que la operación se enmarca en el objetivo del Gobierno “de asegurar el financiamiento en las mejores condiciones posibles para el crecimiento de la economía y la generación de empleo”.

Un grupo de diputados kirchneristas, encabezado por Darío Martínez, del bloque del FpV-PJ, presentó una denuncia contra el presidente Mauricio Macri y parte de su gabinete por la colocación del bono a 100 años, a una tasa de 7,9%, operación que consideró que “no será algo bueno para el Estado”.

En la denuncia, fueron acusados por administración fraudulenta y cohecho (coimas) Caputo pero también el presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro de Economía Nicolas Dujovne.

Para los denunciantes, “este fenomenal perjuicio descripto por el Estado, es equivalente al fabuloso beneficio que obtienen los inversores, que en un lapso mínimo de una hora desde el lanzamiento de este bono por parte del Gobierno Nacional, ya lo habían adquirido en su totalidad, excediendo tres veces con sus ofertas la cifra puesta a disposición.”Ahora, el fiscal recogió la denuncia, requirió al juez y pidió investigar a Caputo a la espera de esclarecer si existió un perjuicio para el Estado.