El Trico posando ante del triunfo por penales ante el Santo

El Trico igualó 0-0 en los 90 minutos pero se impuso en la pena máxima por 5-4 en los 32°avos de final de la Copa Argentina que se jugó en Morón. El arquero Ríos contuvo un tiro vital cuando el equipo estuvo a punto de perder y luego Lamas le dio el pase por primera vez en la historia teniendo que enfrentar a Independiente.

La Copa Argentina sigue dando sorpresas y los equipos de divisiones inferiores demuestran lo contrario dentro de la cancha, como la gran victoria de Brown que a pesar de jugar en la B Nacional, tuvo el pulso firme en los penales.

El partido comenzó con el equipo de Gastón Coyette teniendo la posesión, moviendo el balón de lado a lado pero nunca tuvo creatividad ni desfachatez para quebrar a un rival retrasado, solo teniendo una chance clara con el cabezazo del ex Arsenal Claudio Mosca que se fue por arriba.

En la segunda parte el desarrollo del encuentro fue parecido, aunque el elenco del sur de Buenos Aires manejó mejor la contra, generando algo de riesgo con el remate de cabeza de Juan Olivares que controló el arquero y más allá de eso no hubo demasiadas acciones netas de gol y fueron a penales.

Desde los once metros ambos venían certeros hasta que Matías Ruíz Sosa no pudo batir a Luis Ardente y luego Pablo Magnín tuvo el pase en sus pies para los Sanjuaninos, aunque el arquero de 41 años Martín Ríos le adivinó el tiro dejando con vida a su equipo que no desaprovechó el remate de Martín Bravo arriba del travesaño, sellando el pase Marcelo Lamas 5-4 para el Trico en el Estadio Nuevo Francisco Urbano donde juega Deportivo Morón.

Los dirigidos por Pablo Vicó se metieron por primera vez en la historia en los 16°avos de final de la Copa Argentina donde lo espera Independiente que ayer propinó la mayor paliza del torneo derrotando a Central Ballester 8-0.