El marplatense accedió a su primera semifinal en cuatro años pero no pudo superar al cinco del mundo, quien tras el triunfo por 6-3 y 6-4 buscará su décima corona frente a Dominic Thiem (9°).

Viña del Mar había sido el escenario de su última vez entre los cuatro mejores, cuando aquella vez consiguió su único trofeo justamente ante Rafa, quien perdió solo ocho finales en polvo de ladrillo con 50 victorias, la últimas la pasada semana en el Masters 1000 de Montecarlo cuando se convirtió en el primer jugador en conquistar diez veces el mismo certamen, y que podrá repetir mañana.

Solo dos quiebres necesitó el local para alcanzar su novena victoria en fila, pero salvando además cinco break points. El número 84 del mundo, que venía de eliminar a Santiago Giraldo (99°), Joao Sousa (37°), Benoit Paire (49°) y Karen Kachanov (56°), sacó con 60% de efectividad al igual que en los días previos, pero frente a Rafa no es suficiente, rozando el 80% por su parte.cebollita ni subcampeon

Cebolla, cuyo última gran resultado había sido en Miami 2016 cuando llegó como lucky loser hasta la tercera ronda eliminando a Del Potro, no defendía puntos así que llegará al Top 60, que será su mejor posición desde finales de 2013.

Recién en dos semanas perderá puntos por la final del Challenger de Mestre, por lo que podrá seguir escalando en Múnich, donde debutará con Andreas Seppi (74°), a quien venció en Miami 2010 pero cayó en el Australian Open y Umag 2013.

Rafa, que también le había ganado a Horacio en Roland Garros 2010, venció el año pasado a Thiem en Montecarlo, al igual que en el Grand Slam francés de 2014, aunque había caído en Buenos Aires 2016. El austríaco, que fue campeón en Río de Janeiro, eliminó a Andy Murray (1°) en tres sets.