El conjunto de Chascomús, liderado por Adolfo Cambiaso, logró un hito deportivo que nunca había ocurrido: tras haber ganado las Triple Corona del 2013 y 2014, y ya habiendo conseguido los Abiertos de Tortugas y Hurlingham de este año, el cuarteto de los 40 goles se convirtió en el primer equipo en lograr la Triple Corona por tercera vez consecutiva.

La Dolfina fue superior durante los primeros siete chukkers del partido, donde sacó una diferencia que parecía indescontable para la “Zeta” (12-7).

Sin embargo, el equipo de los Pieres sacó a relucir sus ganas de destronar a los de Chascomús y recortó la distancia hasta ponerse a un solo gol de diferencia (12-11).

En el último chukker, en una definición digna del mejor torneo de polo del mundo, La Dolfina defendió sus mimbres con mucho corazón y evitó el empate de Ellerstina, que hubiera derivado en un chukker suplementario.