El juez federal Sebastián Casanello procesó sin prisión preventiva por supuesto lavado de dinero a dos empresarios vinculados a Leonardo Fariña, que está preso en una causa por evasión de impuestos, informaron hoy fuentes judiciales.

Los procesados son Carlos Molinari, dueño del 95 por ciento de las acciones de Real Estate Investments Fiduciaria SA, empresa en la que Fariña dijo que había trabajado, y Roberto Jaime Erusalimsky, accionista de “Welmare Trading SA”, quienes también han recibido embargos por 6 y 16 millones de pesos, respectivamente.

Según la investigación, Molinari habría pagado el 1.957.611 pesos que costó el casamiento de Fariña con la vedette Karina Jelinek en abril de 2011 y Real Estate Investments Fiduciaria S.A. compró en enero de 2011 una Ferrari California que usaba Fariña.

Por su parte, Erusalimsky está vinculado a la compra de un campo en Mendoza por cinco millones de dólares que hizo Fariña en diciembre de 2010 en comisión (a nombre de otra persona) y sin indicar el origen de los fondos.

Ese campo fue comprado dos años después por Erusalimsky, residente y accionista de “Welmare Trading SA”, por 1.800.000 dólares, según la investigación.

A raíz de esa operación, Fariña fue procesado por evasión fiscal agravada e insolvencia fiscal fraudulenta, acusado de no pagar más de 28 millones de pesos por IVA, Impuesto a las Ganancias y bienes personales de 2010 y 2011.

Para el juez Casanello, Molinari y Erusalimsky “habrían posiblemente participado en la orquestación de diversas operaciones, en algunos casos a través de la intervención de personas jurídicas, en pos de posibilitar la legitimación de fondos de origen espurio”.