Rigamonti se tapa el oído tras la caída de la tercera bomba de estruendo en Santa Fe partido suspendido por que tiraron bombas dentro de la cancha

El encuentro valido por la 22° fecha de la Superliga solo duró 22 minutos por que la parcialidad del público del Sabalero arrojó tres proyectiles que aturdieron al arquero César Rigamonti. El árbitro Andrés Merlos no dudó para detener el partido y se especula que los puntos queden para el Fortín.

Nuevamente los inadaptados se hicieron presentes en un encuentro de fútbol y a pesar de que ya no hay parcialidad de los visitantes siempre se las ingenian para encontrar algún nuevo inconveniente, está vez perjudicando no solo a su equipo sino al simpatizante genuino que nada tienen que ver con esta minoría.

El partido entre Colón y Vélez ya había comenzado de manera extraña porque al comienzo la hinchada del Sabalero arrojó una bomba de estruendo, cerca de los diez minutos volvió a repetirse la escena y a los 22 el proyectil cayó muy cerca del arquero César Rigamonti dejándolo aturdido y el árbitro Andrés Merlos puso punto final.

Aún se desconoce sin el encuentro se reprogramará pero seguramente el elenco de Gabriel Heinze pedirá los puntos y el Sabalero no solo perderá el encuentro sino que podría ser sancionado jugando de local sin público y con quita de puntos.