Investigadores del CONICET participan de proyecto internacional para crear  dispositivos electrónicos que permitan la disminución del gasto energético.

Investigadores del CONICET participan del proyecto Spin, Conversión, Logic & Storage in Oxide-Based Electronics (SPICOLOST) que tiene por objetivo el desarrollo e implementación de Films delgados y nanoestructuras con funcionalidades eléctricas y magnéticas que permiten optimizar la performance de los dispositivos actuales y disminuir el consumo de energía sin aumentar los costos.

Este proyecto está impulsado por la Unión Europea para favorecer la innovación tecnológica a través del trabajo conjunto de equipos de investigación de diferentes partes del mundo y con diversas especialidades. Tiene una duración de cuatro años y su costo de financiación será de 711.000 Euros, de los cuales 486.000 serán utilizados por investigadores argentinos para realizar investigación y desarrollo en los diferentes laboratorios asociados.

“El objetivo es tratar de ir más allá de la tecnología de la que se dispone y minimizar el consumo de energía en diferentes dispositivos mediante el uso de materiales más eficientes. Para esto necesitamos poder coordinar conocimiento y experiencia en diferentes campos: tanto en el diseño y obtención de los nuevos materiales como en la medición de propiedades a la nanoescala y la modelización de las mismas”, comentó Myriam Aguirre, investigadora argentina de la Universidad de Zaragoza (UNIZAR) y coordinadora del proyecto.

“Este proyecto no solo reúne investigadores que comparten temáticas con cierta orientación similar, sino que potencia una trayectoria de trabajo y hace posible concretar ideas que teníamos ya planteadas hace años: rediseñar el mapa de la nanotecnología como la conocemos, cambiar el concepto de nanotecnología como manipulación a escala atómica al de producción de bienes de consumo masivos” explicó Eugenio Otal, investigador asistente del CONICET en la Unidad de Investigación y Desarrollo Estratégico para la Defensa.