La imputación que pesa sobre el directivo indica presunto maltrato animal reiterado. Villarreal fue imputado inicialmente por 13 supuestos hechos de maltrato (tres animales fueron relocalizados tras la acusación), a los que ahora se le sumaron otros siete.

El fiscal Carlos Matheu amplió la imputación de presunto maltrato animal reiterado contra el director del zoo de Córdoba, Daniel Villarreal, por haber dispuesto que se les cortaran los tendones de las alas a siete flamencos para evitar que volaran.

Villarreal había sido acusado semanas atrás de supuesto maltrato por el estrés, la frustración y la disminución del sistema inmunitario que estarían sufriendo algunas especies al estar enjauladas en espacios muy reducidos en el Hospital Veterinario que funciona dentro del Zoo.

En la actualidad, la empresa Consultora e Insumos Agropecuarios SA es la que tiene a cargo la concesión del Zoológico hasta 2019, aunque la “responsabilidad” de los animales recae sobre Villarreal, al ser director del establecimiento.

Hasta el momento, pesan sobre Villarreal  13 imputaciones por supuestos hechos de maltrato (tres animales fueron relocalizados tras la acusación), a los que ahora se le sumaron otros siete, para totalizar 20.

Ante las acusaciones en su contra, Villarreal explicó a diario La Voz que “habría dispuesto que se le corten los tendones de las alas a los siete flamencos para que no vuelen”, ya que en caso de no tomar esa medida, se “habría producido invasión de flamencos en toda la ciudad de Córdoba”.

Además, añadió que dicha acción “es para que las aves no vuelen, se vayan fuera del zoológico y terminen atropellados o en otras manos”. Sin embargo, el fiscal que atiende en la causa consideró que los flamencos sufren por la situación a la que fueron sometidos.