El croata venció al alemán Philipp Kohlschreiber por 5-7, 7-6(3) y 7-5 en el ATP 250 sobre polvo de ladrillo en Marruecos. Levantó 5 match point y a sus 20 años consiguió el primer título en su carrera.

El gran futuro del tenis croata no había podido terminar bien la pasada temporada por algunas lesiones incluso no jugando la final de Copa Davis cayendo con Argentina, pero esta campaña pudo romper el maleficio y sacó adelante un impresionante partido para alzarse con un trofeo por primera a su corta edad.

En el primer parcial tanto Borna Ćorić, 79° del ranking, como Philipp Kohlschreiber (32° y tercer preclasificado) se mantuvieron firmes desde sus saques pero el alemán de 32 años volcó su experiencia en el undécimo juego, quebrándole y así poder llevárselo 7-5.

Al siguiente set el nacido en Augsburgo tomó una rápida ventada de 3-0 pero el croata se repuso y hasta consiguió levantar 5 match point en el 6-5, posteriormente pasando al tie-break donde se impuso contundentemente 7-3.

El partido siempre fue cuesta abajo para el tenista de 20 años que volvió a perder su saque en el tercer game del set final, recuperándose a base de segundos puntos ganados con el servicio (61%) y quebrando en el 6-5 para finalmente celebrar tras dos horas y 40 minutos de partido.

Ćorić obtuvo su primer título en la carrera y se tomó revancha de la final perdida el año anterior aquí ante el argentino Federico Delbonis, con un registro de 1-2 en finales (perdió el año pasado en Chennai) siendo el primer croata que conquista el torneo 250 de Marrakech al sur de Marruecos, en el certamen en polvo de ladrillo que repartió 540.310 euros en premios.