El Ministerio de Agroindustria formalizó este martes la creación del Fondo Fiduciario Nacional de Agroindustria (Fondagro) que destinará $1.700 millones para mejorar la competitividad, la sanidad y el capital de trabajo de producciones agropecuarias argentinas.

La medida fue dispuesta a través de la Resolución 20-R/2017 y publicada hoy en el Boletín Oficial, donde se indica que el objeto del fondo es “incentivar, fomentar y desarrollar, a través de las acciones que se consideren más eficientes, el sector agroindustrial, la sanidad y calidad vegetal, animal y alimentaria; el desarrollo territorial y la agricultura familiar; la investigación pura y aplicada y su extensión en materia agropecuaria y pesquera”.

Indica que las producciones regionales y/o provinciales en las diversas zonas del país podrán aplicar los recursos con destino a los actores de las cadenas agroindustriales en forma directa, o a través de cooperativas, asociaciones de productores y micro, pequeñas y medianas empresas agroindustriales, entes estatales, instituciones de primer y segundo piso, consorcios, asociaciones civiles con objetivos afines y/o cualquier otro formato asociativo de actores agroindustriales.

Respecto de la formalización del Fondo, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, manifestó: “seguimos dando pasos concretos. En una primera etapa comenzamos con medidas que considerábamos urgentes con un ministerio de puertas abiertas; este año nos focalizaremos en fortalecer a las economías regionales sin descuidar las producciones convencionales, y este Fondo permitirá hacerlo”.

La creación del Fondo implica que el Ministerio tendrá bajo su órbita la distribución de $1.700 millones para financiar planes y programas para la mejora de capital de trabajo; infraestructura y logística; calidad y agregado de valor en origen, y de la competitividad.

Fondagro, junto con los reintegros a las exportaciones de las economías regionales de enero último, es la concreción de dos de los puntos del Programa para el Fortalecimiento de las Economías Regionales, anunciado en octubre de 2016. “Queremos llegar a los productores de manera directa y dar respuestas a sus problemas abarcando a todos, principalmente a aquellos que no son sujetos de crédito”, remarcó Buryaile.

Es Fondo estará conformado por un Comité Ejecutivo y una Unidad Coordinadora que verificará y controlará el debido uso del destino de los aportes no reintegrables y financiaciones que se realice, y de esa manera asegurar la correcta asistencia a los distintos sectores que generen beneficios sociales para determinado sector o desarrollo de la región. ( Télam)