El viceministro del Interior chileno, Mahmud Aleuy, confirmó que a fines de esta semana viajará a la Argentina para mantener una reunión con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en el marco de una visita que no sólo servirá para intercambiar información sobre la investigación de la justicia chilena de un posible tráfico ilegal de armas entre ambos países, sino que “tiene que ver con una política más amplia”.

Aleuy expresó en conferencia de prensa en el Palacio de La Moneda, que el viaje no sólo es por “los últimos antecedentes que todos conocemos, sino que también tiene que ver con la visita del Papa y con un acuerdo previo que tenemos con Argentina de destruir en conjunto los pasos no habilitados fronterizos que hay en particular en la novena y décima región y un eventual tráfico de armas entre ambos países”.

El interés de cooperación por parte del gobierno de Chile responde al reciente descubrimiento de mensajes de texto en celulares incautados a los detenidos en los que se hace referencia a una presunta importación ilegal de armas desde Argentina.

Los mensajes, encontrados por Carabineros de Chile en los celulares de varios de los mapuches arrestados en la operación policial que tuvo lugar este pasado fin de semana, apuntan a un envío de armamento y municiones de diferentes calibres desde la Argentina, supuestamente articulado por los líderes de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), una organización vinculada con actos delictivos de carácter violento que reivindica la autonomía del pueblo mapuche respecto del Estado de Chile.

Treinta teléfonos celulares fueron incautados en la operación, uno de los cuales contenía una conversación por chat, fechada el 4 de agosto, en la que uno de los interlocutores, identificado como “Negro”, confirmaba que desde la Argentina iban a llegar “6 escopetas, 10 revólveres, 12 pistolas, 2 fusiles, 250 cartuchos, 550 balas del calibre 38 y 84 balas del 9”.

La policía chilena desconoce la identidad del supuesto contacto en la Argentina que facilitaría la entrega de armamento.

Los ocho detenidos en el operativo policial en la Región de La Araucanía fueron acusados del delito de asociación ilícita con carácter terrorista, siendo también atribuido a dos de ellos un incendio.

El subsecretario del Interior chileno al ser consultado sobre datos de la investigación, expresó que las investigaciones la llevan el Ministerio Público y que “la Fiscalía nos informa respecto al criterio judicial que ellos tienen y no tenemos antecedentes de las investigaciones” y que el gobierno “no realiza investigaciones paralelas”.

Zonas del sur de Chile están bajo tensión, ya que, además de las mencionadas detenciones, en Concepción se arrestó ayer a por lo menos 30 personas que se manifestaban en favor de cuatro mapuches que están en huelga de hambre desde hace 112 días para protestar por su situación de prisión preventiva en relación a la quema de un templo evangélico el año pasado.

A estos cuatro mapuches, se sumaron nueve el día de hoy, y uno de ellos anunció que radicalizará la medida al dejar de consumir líquidos.

Aleuy también tuvo palabras para los huelguistas mapuches y dijo que “frente a medidas que consideramos extremas y peligrosas como es una huelga de hambre, lo que creemos es que hay que hacer es procurar que mañana se inicie el juicio en Temuco”, que es una de las solicitudes de los mapuches, pero al ser consultado si revisarían el retiro de las querellas como delitos terroristas, el subsecretario dijo que “hay un sistema judicial que opera y que tiene que seguir su curso”.