El bosnioherzegovino derrotó al lituano Ricardas Berankis por 6-2, 1-6 y 6-4 en el ATP 250 sobre la carpeta de la capital en Rusia. Consiguió su segundo título de la temporada y el segundo en su carrera.

Muchos de los candidatos a ganar este certamen sorprendieron con la temprana eliminación en segunda ronda, y varios de los tenistas no habituales pudieron avanzar quedando el título en las manos de un tenista en crecimiento.

Damir Dzumhur, 38° en el ranking y sexto preclasificado, en el comienzo no quiso sorpresas ante Ricardas Berankis (169° y utilizó el ranking protegido) quebrando en sus dos chances que dispuso para adelantarse 6-2.

El lituano que llevaba una ventaja de 2-1 en el historial entre ambos, se metió en el encuentro nuevamente en la segunda maga robándole el servicio en el primer game con buenos golpes con su revés a dos manos y así emparejó contundentemente 6-1.

En el set final los dos se mostraron firmes desde sus saques y el balcánico rescató tres bolas de break en el 4 iguales, pudiendo robar el servicio al game siguiente y hasta levantando un 0-40 cuando sacaba para partido y luego ganar 6-4 tras una hora y 39 minutos de encuentro.

Dzumhur de 25 años logró el segundo título en la temporada y a la vez de su carrera tras obtener San Petersburgo, en su tercer final (cayó en Winston-Salem) frente al lituano que aún no posee títulos (tropezó en Los Ángeles 2012) siendo el primer tenista que conquista el mismo año San Petersbugo y el torneo de ATP 250 de Moscú en la carpeta rusa que repartió 745.940 dólares en premios.