El tandilense derrotó al tenista local Sam Querrey por un doble 7-5 en el ATP 250 en Delray Beach sobre superficie dura. Se vengó de la derrota del año pasado frente al defensor del título y en la próxima instancia enfrentará al máximo favorito el canadiense Milos Raonic.

El mejor tenista argentino de la actualidad hizo su presentación en la temporada tras saltear el primer Grand Slam y consiguió fácilmente meterse entre los cuatro mejores del torneo aunque tendrá su primer examen de fuego ante un top ten que juega muy bien.

Juan Martín Del Potro, 42° del ranking y séptimo favorito, al principio le costó ante el estadounidense Sam Querrey (35° y cuarto preclasificado) que se hizo fuerte desde su servicio (16 aces) pero en el 5 iguales logró quebrar para ponerse arriba 7-5.

El ganador de la Copa Davis comenzó con la chance de quebrar ante el defensor del título que le había ganado en semifinales del año pasado, aunque no le aprovechó y el juego se extendió. Del Potro creció con sus puntos ganados desde el servicio (71%) volviendo a robarle el saque en el undécimo game y ganar el duelo 7-5 tras una hora y 34 minutos de partido.

Ahora el argentino extendió el historial 3-1 a su favor y en semifinales chocará con el máximo favorito del torneo, el canadiense Milos Raonic, cuarto del ranking que dejó en el camino al británico Kyle Edmund, con el historial igualado con una victoria por lado.