Juan Martín dio el primer paso en el Masters 1000 de Roma al eliminar a Grigor Dimitrov (11°) por 3-6, 6-2 y 6-3 tras algo más de dos horas, alcanzando siete torneos seguidos sin despedirse en primera vuelta. El miércoles chocará ante Kyle Edmund (53°). Esta mañana también avanzó Berlocq, y mañana le tocará a Schwartzman.

Para el número 34 del mundo fue su quinto torneo del año luego de tener que despedirse de Estoril antes del partido de segunda ronda por un problema personal, el que fue su primer partido en casi dos meses luego de Miami e iniciando su recorrido en el polvo de ladrillo.

Frente al búlgaro terminó con siete aces y ninguna doble falta, y después de no haber aprovechado sus dos chances de quebrar en el primer set, consiguió tres roturas tras siete break points en el segundo. Por quinta vez venció al décimo preclasificado, que fue campeón en Brisbane y Sofía pero en polvo de ladrillo lleva solo dos victorias en cuatro torneos este año. Pero fue su primer antecedente en cancha lenta; en dos de sus enfrentamientos previos – Rotterdam 2013 y Estocolmo 2016 – el tandilense terminó siendo campeón.

Fue para Del Potro su mejor triunfo desde la final de Copa Davis cuando le remontó el segundo punto a Marin Cilic, por entonces seis del mundo, en el cemento de Zagreb. Esta temporada lleva cuatro caídas frente a Top Tens, apareciendo la sombra de Kei Nishikori (9°) en la siguiente instancia. Antes deberá superar a Edmund, que solo ganó dos partidos seguidos esta temporada en Brisbane y Delray Beach.

Berlocq (68°) dejó fuera de competencia a Robin Haase (43°) tras haber superado la qualy por 6-3 y 7-5, con cinco aces y cinco roturas, levantando esa misma cantidad de break points. Mañana en el cuarto turno se verá con Tomas Berdych (13°), a quien venció la última vez que enfrentó en la final de Oeiras 2014, pero arrastra tres caídas previas.

A las 6hs será el turno de Schwartzman (39°) contra Jack Sock (14°); el Peque viene de ser eliminado por Nishikori en Madrid pero antes había sido semifinalista en Estambul y cuartofinalista en Montecarlo, para quedar con marca de 11-8 esta temporada en cancha lenta. Mientras que el estadounidense, aunque fue campeón en Delray Beach y Auckland, y semifinalista en Indian Wells, solo jugó dos torneos en esta superficie.