El argentino superó al español Fernando Verdasco por 6-7(4), 6-4 y 7-6(1) en las semifinales del ATP 250 sobre la superficie dura de la capital sueca. Jugará ante Dimitrov buscando retener el certamen e intentará ganar el primer torneo de la temporada.

La mejor raqueta argentina luego de la épica final que lo consagró en la Copa Davis, no pudo mantener el nivel con un tenis irregular para las expectativas que estaban puesto en él y al cierre de la temporada intentará al menos ascender en el ranking y porque no sumar otro título.

Juan Martín Del Potro, 19° en el ranking y cuarto favorito, no había comenzado bien ante Fernando Verdasco (43° y octavo preclasificado) ya que en el primer game perdió su servicio, aunque luego se pudo recuperar en el 3 iguales. Al séptimo juego el latinoamericano volvió a ceder su saque, pero su rival hizo lo propio inmediatamente y fueron al tie-break donde el español no falló colocándose 7-4.

Al segundo parcial el tandilense que tenía una ventaja de 3-1 en el historial, creció sideralmente con sus puntos ganados desde el primer servicio (71%) esta vez teniendo más lucidez en sus golpes y quebrando rápidamente en el 2-1 que le permitió llevar el trámite del encuentro a su favor igualando 6-4.

El europeo en la manga final siguió golpeando con los aces (10) e impuso su juego colocándose 2-0 arriba, aunque su oponente reaccionó e igualó incluso salvando tres bolas de break en el cuarto game, definiendo todo nuevamente en tie-break. El tandilense de 29 años creció en los puntos desde la devolución del saque del madrileño (46% segundo saques ganados) llevándoselo por delante 7-1 tras dos horas y 42 minutos de partido.

Juan Martín Del Potro intentará retener el título mañana ante el favorito búlgaro Grigor Dimitrov (8°) que dejó atrás al italiano Fabio Fognini (27°) por 6-3 y 7-6(2) en su primera final de la temporada buscando su tituló 20°.

El historial entre ambos favorece al tandilense con una ventaja de 5-2 aunque el europeo, que irá por su cuarto título en la temporada (ganó aquí en 2013), lo venció este año tanto en Beijing como en el Masters 1000 de Cincinnati, para ver quién se queda con el ATP 250 de Estocolmo que reparte 589.185 euros en premios.