El uso de objetos en muestras sexuales por parte de mamíferos no humanos es raro y los investigadores creen que podría ser un intento de demostrar la fuerza y habilidad del macho como compañero de apareamiento.

El autor principal, Simon Allen, de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UWA, ha destacado que el trabajo que ahora presentan sugiere un nivel de complejidad social en los delfines jorobados que hasta ahora ni siquiera se sospechaba.

”Al principio nos confundimos al presenciar estas exhibiciones de comportamiento intrigantes por los delfines jorobados, pero a medida que emprendíamos sucesivas visitas de campo a lo largo de los años, la evidencia aumentó”, ha indicado el profesor Allen.

Un comportamiento social muy singular

”Aquí tenemos algunos de los animales socialmente más complejos del planeta que usan esponjas, no como una herramienta de búsqueda de comida, sino como un regalo; en una demostración de su capacidad social, o incluso un rasgo de comportamiento social y de apareamiento”.

Los autores del estudio trabajan ahora en descubrir si realmente los machos que utilizan la técnica de hacer regalos a las hembras tienen un mayor éxito en el cortejo y apareamiento.

El delfín jorobado australiano (Sousa sahulensis) fue descrito como especie en 2014 y está considerado como uno de cuatro únicos de cetáceos delfínidos vivos del género Sousa. Los datos conocidos hasta ahora indican que delfín jorobado australiano habita exclusivamente en aguas poco profundas sobre la plataforma situada entre el norte de Australia y el sur de Nueva Guinea.​