El gobierno de Mauricio Macri consiguió dictamen a su reforma previsional, pero antes, en las comisiones de Presupuesto y de Previsión y Seguridad Social, se vivió un debate caliente con preguntas precisas, chicanas del pasado y gritos de ocasión.

De las reuniones de comisión participaron el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el ministro de Trabajo Jorge Triaca. El primero se cruzó con la diputada Victoria Donda, quien le pidió que le dijera cuánta pasarían a ganar los jubilados con la nueva fórmula. Sin embargo, el funcionario no pudo responder y aseguró: “No están los números”.

El encuentro fue tan caliente que llegó a un pico de máxima tensión cuando militantes que responden a los sindicalistas Roberto Baradel (Suteba), Sergio Palazzo (La Bancaria) y Sonia Alesso (Ctera) se enfrentaron con los guardias de seguridad que trataban de calmar el clima de insultos y violencia que se apoderó del anexo. Cuando la situación se desmadró, el diputado del Frente para la Victoria Agustín Rossi se subió a una mesa y se abalanzó sobre los manifestantes para tratar de parar el conflicto.

Más allá de los gritos, el Gobierno aprobó con 43 votos de los 80 presentes en las comisiones el dictamen por la reforma previsional. El oficialismo, además de sus 39 legisladores, consiguió el acompañamiento de cuatro opositores: Norma Abdala de Matarazzo, José Fernando Orellana, Jorge Daniel Franco y Paulo Leonardo Cassinerio.