Diputados aprobó el impeachment y Dilma podría ser juzgada

La oposición al gobierno de Dilma Rousseff logró los 342 votos necesarios para lograr media sanción al juicio político contra la mandataria. Hubo tensión en el recinto, y en las calles se produjeron manifestaciones a favor y en contra del proceso.

La cámara de diputados de Brasil decidió por mayoría especial que Dilma Rousseff deberá afrontar los 180 días de juicio político, donde deberá relegar el poder a su vicepresidente, Michel Temer, exaliado de la presidenta y ahora principal enemigo político del PT.

La votación se desarrolló durante casi toda la tarde de Brasil, donde los más de 500 diputados debieron votar por el “si” o por el “no” al juicio político. Cada representante tenía un tiempo estimado de 10 segundos para expresar su voto, pero la gran mayoría de ellos se explayó más tiempo, a veces brindando discursos muy subidos de tono y a los gritos. Además, varios de ellos portaban carteles: «¡Fuera PT!» o «No al golpe», según correspondía.

Finalmente, la oposición logró los 342 votos y una amplia ventaja cuando todavía quedaban varios congresistas por dar a conocer su decisión. De esta manera, el juicio político a Rousseff tiene media sanción y deberá ser aprobado en el Senado para que se cumpla.

En esta segunda votación, una mayoría de 41 senadores de 81 totales será suficiente para confirmar el impeachment. Si se aprueba, Dilma deberá dejarle el poder a Michel Temer, quien es acusado por el PT de organizar la conspiración contra la presidenta para llegar al poder. En caso de que el juicio político falle en contra de la mandataria, ésta deberá dejar el poder definitivamente.