Nole besa el trofeo en la Caja Mágica de Madrid logrando el 33° Masters en su carrera

El uno del mundo venció al griego Stefanos Tsitsipas por 6-3 y 6-4 en la final del Masters 1000 sobre polvo de ladrillo. Logró su segundo título en la temporada, el tercero en este torneo y su 74° certamen en la carrera igualando los 33° Masters de Rafael Nadal.

El rey del polvo de ladrillo quiere cambiar en esta temporada luego del mal balance de Rafael Nadal y el uno del mundo arrasó en uno de los torneos preparatorios a Roland Garros, ganando el certamen sin ceder un set demostrando que hoy por hoy nadie le discute el trono.

El uno del mundo Novak Djokovic desde el inicio impuso condiciones quebrándole el servicio a Stefanos Tsitsipas (9° y octavo favorito) con un claro parcial de 3-0, luego continuó firme desde el fondo obteniendo el 84% de puntos ganados con su primer saque, llevándose el set con comodidad 6-3.

A la siguiente manga el griego de 20 años que le había ganado el año pasado en el Masters de Canadá, estuvo más agresivo aunque nunca incomodó al balcánico que finalmente pudo robarle el servicio en el noveno juego (28 tiros ganadores) cerrando el duelo por 6-4 tras una hora y 32 minutos de partido.

El serbio se coronó por tercera vez en este certamen tras los títulos en 2011 (Nadal) y 2016 (Andy Murray) logrando el segundo título del año tras Australia, además alcanzando el 74° certamen en su carrera con un balance de 74-33 en finales.

En cambio el nacido en Atenas no pudo sumar su cuarto certamen (Estocolmo 2018, Marsella y Estoril este año) en lo que fue su segunda caída esta temporada (Roger Federer lo venció en Dubái) con récord negativo de 4-3 en finales aunque avanzando al puesto 7°.

Djokovic de 31 años logró el récord de 33° Masters 1000 en su carrera igualando la cifra de Nadal y extendiendo su liderato en la cima por 4170 puntos ante el español, en el certamen de polvo de ladrillo en Madrid que repartió 7.279.270 euros en premios.