El serbio superó al francés Gael Monfils por 6-3 y 6-4 en el ATP 250 en el césped inglés de Eastbourne. Logró su segundo certamen en la temporada y conquistó el 68° en su carrera en la antesala del tercer Grand Slam.

El ex uno del mundo quiere volver a consagrarse en la catedral del tenis tras una temporada que llamativamente no lo tiene como protagonista, ganando un torneo con autoridad sin ceder un set, que lo deja como candidato natural a levarse Wimbledon.

Novak Djokovic, cuarto del ranking y máximo favorito (recibió invitación) desde el comienzo impuso su juego sobre Gael Monfils (16° y segundo preclasificado que también participó con wild card) ya que le robó el servicio en el primer game y a partir de allí manejó el ritmo cerrándolo fácilmente por 6-3.

En la siguiente manga el serbio salió de una situación incómoda tras levantar tres break que no aprovechó su rival y luego creció con los saques ganados en el segundo servicio (50%), apretando en el décimo juego, logrando quebrar y cerrar el pleito 6-4 tras una hora y 16 minutos de partido.

Djokovic consiguió su segundo título del año (Doha) y el 68° en su carrera obteniendo el tercero en césped (tres en Wimbledon) con récord positivo de 68-30 en finales además de quedar 14-0 sobre Monfils incluyendo la final en el Masters 1000 de París en 2009.

El galo no pudo sumar el séptimo título (último en Washington el año pasado), con balance negativo de 20-6 en finales en el torneo ATP 250 de Eastbourne al sur de Inglaterra que repartió 635.600 euros en premios.