El Barça venció 3 a 0 al Sevilla de Sampaoli, en un primer tiempo arrollador de Messi.

La liga BBVA está en el último tramo y no se pueden dejar puntos en el camino, por tal, cada partido es como una final. En este contexto, el elenco que comanda Luis Enrique, recibía la visita de uno de los equipos que, quizás, mas complicaciones le podría traer. Pero el encuentro mostró otra cosa.

Tan solo 45 minutos (menos, aun) bastaron para inclinar la balanza  a favor de los Catalanes.

Suárez quedo de espaldas a la portería defendida por Rico, luego de una escalada de Messi por el sector derecho y, un error del defensa del conjunto Sevillano. El “pistolero” inventó una chilena, y así, puso el 1 a 0.

Poco tiempo después, apareció el mejor de todos. Primero, aprovechando un desborde de Neymar, que después, el astro Brasilero, se encargó de enviar la pelota hacia su derecha, allí, el Uruguayo, integrante de la “MSN”, la metió al medio y el “10”, de derecha, la mandó al fondo del arco (en la celebración, hizo un gesto por la lucha contra el cancer). Al rato, un despeje de cabeza, provoca que la pelota quede en el aire, al alcance de la prodigiosa zurda de Lionel, quien se llenó su pierna más hábil y, con una definición tan exquisita como fortísima, la puso al lado del primer palo.

El complemento mostró al visitante un poco más “deseoso” y audaz, mientras que el local, por su parte, no hacia mayores esfuerzos, con el encuentro ya 3 a 0.

Sobre el final, Vitolo no soportó las pisaditas de Neymar, y así, sin ya nada en disputa, se ganó la segunda amarilla, en tiempo adicionado.

Barcelona se despachó del complicado equipo andaluz, con creces, y no deja de meterle presión al Real Madrid. Por lo pronto, deberá enfrentar al Málaga y luego a la Real Sociedad, para entonces si, verse frente a frente con la escuadra merengue. Ah, y la próxima semana, juega contra la Juve por los cuartos de final de la Champions.

Los de Sampaoli, que contaron con Nico Pareja y Joaquín Correa entre sus titulares (y Kranevitter entrando en la segunda parte) se alejaron, aun más de la posibilidad de luchar por el titulo.

Federico Campos