Geoffrey Rush as Albert Einstein in National Geographic's 'Genius'.

(photo credit: National Geographic/Dusan Martincek)

Lejos de ser un crossover bizarro de Marvel, estrenó la semana pasada en NetGeo la serie biográfica del científico alemán interpretado por Geoffrey Rush y producida por Ron Howard, haciendo una parte del foco en su conflicto antes de la Segunda Guerra Mundial.

La historia, que se basa en el libro de Walter Isaacson “Einstein, su vida y el universo” – el escritor también había sido adaptado por Danny Boyle en “Steve Jobs” – , presentó el primero de sus diez episodios el martes pasado dividiendo la historia en dos: finales del siglo XIX con Albert comenzando su carrera, con clichés de un niño genio que choca con los profesores (Johnny Flynn de “Lovesick” interpreta al científico durante esta parte de la trama), y antes de la asunción de Adolf Hitler como canciller alemán, donde era tanto felicitado como escupido en las calles en tanto ascendía en poder el Partido Nacional Socialista.

Howard, ganador de dos Oscars por “Una mente brillante”, debutó en la dirección para TV con el primer episodio, aunque como productor ya había tenido experiencia en distintos géneros, coqueteando con el documental también en “Mars” para la misma cadena. En esa serie estrenada en noviembre (y con el cordobés Alberto Ammann en el reparto) dividía el tiempo en pantalla entre entrevistas con especialistas en viajes espaciales y dramatizaciones de sus ideas y planes para conquistar el Espacio, con conflictos más mecánicos que de personajes. En ambas series trabajó con Brian Grazer, responsable de “24” y “The bastar executioner”, además de las películas de Ron.

Esta vez además se asoció con Kenneth Biller de “Smallville” y Noah Pink, quien por primera vez sale de algunos cortos presentados. Directores de “Penny Dreadfull”, “Black Mirror”, “Doctor who”, “Skins” y “Z: the beginning of everything”  también estuvieron en este proyecto, que tiene segunda temporada confirmada que tratará sobre otro genio, todavía a confirmarse.

Los conflictos que deberán sortear Flynn y Rush – ganador del Oscar por “Shine” con otras tres nominaciones, que no aparecía en televisión desde “Mercury” 21 años atrás – pasan también por su padre, que no lo dejaba ser libre en sus estudios, y por la situación política mundial que no lo dejaba quedarse en Alemania por su ascendencia, pero tampoco le permitía refugiarse en Estados Unidos por sus pensamientos. El mayor de los protagonistas, aunque nació en Australia, interpreta por segunda vez a un alemán luego de “La ladrona de libros”, mientras que su alter ego nació en Johannesburgo.