A pesar de los muy buenos rendimientos, en la campaña 2014/2015 el campo perdió a nivel país U$S 3.500 millones, según un trabajo de Santiago Casares, presidente de Cazenave & Asociados.

Para la campaña 2015/2016, que está en marcha, calcula que el quebranto será de U$S 3.100,1 millones, con trigo, cebada, maíz, girasol y soja. Es algo menor al ciclo anterior porque los alquileres bajaron en dólares 40 a 50 por ciento. Por otra parte, impacta una reducción en la superficie total sembrada.

Casares contabilizó en su trabajo, además del resultado negativo del negocio en sí, pérdidas porque el gobierno retiene 7 puntos del IVA de ventas y devuelve a moneda corriente entre 18 y 24 meses tarde, con la desvalorización del crédito fiscal. También considera la paradoja de pagar impuesto a las ganancias en pesos a pesar de perder dinero en dólares por el diferencial entre la pérdida real y la devaluación al momento de la venta del grano.

La debacle del agro obedece a una cuestión sencilla y a la vez dramática: por la caída de los precios internacionales en torno de un 30% y retenciones con las cuales el gobierno sigue sacándoles 35% del ingreso a los productores de soja, la agricultura dejó de ser rentable. No es negocio, inclusive en campo propio. Y esto se refleja en una cadena de pagos cortada, cheques rebotados que se multiplican y caída en la venta de insumos.

Así, el kirchnerismo va a terminar 12 años de gobierno con menos productores de los que había cuando asumió, en mayo de 2003. Si en los noventa se perdieron 100.000 productores, con los Kirchner, según un informe de la Sociedad Rural Argentina (SRA), cuando concluya 2015 se habrán perdido 95.343. Eran 297.425 en 2002 y al final de este año serán 202.082 productores. Sólo desde el conflicto de 2008 cayeron unas 49.000 empresas agropecuarias.

Proyecciones privadas ya indican que no se sembrarán entre 800.000 y 1.732.380 hectáreas. Es el cuarto año consecutivo de baja, una serie tan larga que no se veía desde 1940. Por la menor superficie en trigo, maíz y, como muchos anticipan, también en soja, se dejarán de invertir U$S 576,7 millones.

Lo que está pasando en el mercado de insumos tiene relación con esas proyecciones. En el primer semestre de 2015, comparado con igual período de 2014, las ventas de fertilizantes cayeron 27% en volumen y 29% en valor. De 860.000 toneladas se redujo a 625.000 toneladas y de U$S 451,6 millones bajó a U$S 319,5 millones, según Fertilizar Asociación Civil.

En agroquímicos, de acuerdo con un relevamiento que contratan las compañías del sector, en los primeros seis meses de 2015 el mercado disminuyó 18%. Las ventas se contrajeron de U$S 1.083 millones, entre enero y junio de 2014, a 891 millones de dólares en el primer semestre de 2015. En semillas, en trigo el mercado fiscalizado cayó 50% en bolsas y para maíz las ventas ya están un 20% abajo. En soja vienen demoradas. Y en maquinaria agrícola, en la industria nacional consignan mermas que van, según los rubros, del 30 al 40% en unidades. Sólo en cosechadoras se vendió 8% más.

Compartir
Artículo anteriorEl Expreso Alegría volvió a recorrer el Parque Avellaneda
Artículo siguienteMauricio Macri habló de pobreza, del narcotráfico y de unión
Fondo Mancomunado

Es una cooperativa otorga financiación a aquellos denominados “excluidos del sistema”, brindándole la oportunidad de restablecerse. Por otro lado, creamos un sistema para todos aquellos que deseen de una manera sencilla y de escasa inversión aumentar su patrimonio e ingresar a Fondo Mancomunado en distintas categorías, las cuales se dividen según el monto de inversión. Usted se beneficiara aportando a la cooperativa uno o más nuevos inversores, los cuales ingresaran en su misma categoría o una superior. Esto le permitirá percibir el 60% del monto que abone el miembro aportado.
http://www.fondomancomunado.com.ar