El sector agropecuario inciará mañana un paro nacional por cinco días, que consistirá en el cese de comercialización de granos y hacienda, en reclamo de un cambio en la política agraria debido a la falta de rentabilidad, la suba de costos por inflación y la caída de mercados externos.

La medida es impulsada por tres de las cuatro entidades de la Mesa de Enlace: la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Sociedad Rural Argentina (SRA).