El cacao o “alimento de los dioses”, según el significado en griego del nombre de la especie vegetal de la que deriva (Theobroma cacao L), consiste en la semilla fermentada y desecada. En tanto, el chocolate se define en el Código Alimentario Argentino como “productos del cacao con el agregado de sacarosa o edulcorantes”.

Distinto es el chocolate blanco, que sólo contiene como ingrediente a la manteca de cacao con el agregado de azúcares.

Como producto, el chocolate es rico en magnesio, antioxidantes y hierro. Además contiene feniletilamina, sustancia que genera una sensación en el cuerpo similar a la del amor.

Según datos de la Organización Internacional del Cacao (ICCO, por su sigla en inglés), los principales países productores de granos están en África, continente que concentra el 73,9% de acuerdo a previsiones para este año. Está seguido por América, con 16,8%, región dentro de la cual se destacan Brasil y Ecuador. Y en tercer lugar se ubican Asia y Oceanía, con 9,2%.