El comercial de la cerveza narra una hermosa historia entre un joven y su perro. Los creadores basaron su corto en el amor que se tienen estos dos seres.

Budweirser fue muy original a la hora de elegir de qué va a tratar el tema su publicidad. La mayoría de las comerciales de cervezas basan sus ideas en la diversión o anécdotas entre un grupo de amigos. Esta empresa, aunque no dejó de lado que se puede salir a tomar unas cervezas con los amigos, tocó un tema muy importante: el no conducir si has bebido. Pero no lo tomó por el lado de cuidar la propia vida de uno y la de los demás, sino que encaró la situación de que hay que cuidar la vida de uno porque ésta puede ser muy querida y amada por otro, en este caso, la mascota del personaje que esperaba solitariamente angustiada su llegada.

Miralo y emociónate: