El Gobierno ha convocado para mañana a las 9.00 horas (de España) un Consejo de Ministros extraordinario para decidir qué pasos dar tras el anuncio del president de la Generalitat, Carles Puigdemont, de suspender la declaración de independencia durante unas semanas a la espera de negociar.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha comparecido en el Palacio de la Moncloa para hacer una valoración de lo vivido hoy en el Parlament. “Después de haber llegado tan lejos, Puigdemont ha sumido a su comunidad autónoma en el mayor nivel de incertidumbre. Su discurso ha sido el de una persona que no sabe dónde está, adónde va y con quién quiere ir”.

“El Gobierno no puede aceptar la validez de la ley catalana del referéndum porque está suspendida, tampoco puede asumir los resultados del 1-O porque fue un acto ilegal”, ha dicho Sáenz de Santamaría en una comparecencia sin preguntas.”Sin volver a la legalidad ni a la democracia, Puigdemont no puede imponer una mediación”, ha dicho la vicepresidenta en respuesta a la petición del president de iniciar una negociación con el Gobierno.Antes de la comparecencia de Sáenz de Santamaría, el Gobierno ha considerado “inadmisible” que Carles Puigdemontdeclare de forma “implícita” la independencia y después la suspenda.

Fuentes del Ejecutivo señalaron que no se puede dar validez a la ley del referéndum suspendida por el Tribunal Constitucional, ni dar “como válido el supuesto recuento de un referéndum fraudulento e ilegal”. Para el Gobierno, tampoco se puede “dar por sentado que los catalanes han dicho que quieren independencia”.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha manifestado en términos similares en el Congreso de los Diputados. Ha señalado que el Ejecutivo de Rajoy no puede “dar por válido una ley suspendida por el Tribunal Constitucional ni un referéndum ni una no declaración de independencia”.”Hay un conjunto de elementos que no podemos dar como válidos”, ha dicho Catalá.