Mundial de basquet

El equipo norteamericano lo derrotó 129-92 en Madrid y ganó por primera vez dos copas en forma consecutiva alcanzando las cinco de la ex Yugoslavia. Irving fue el MVP con 26 puntos y así liberó un boleto para el Preolímpico de Monterrey.

El mejor equipo del mundo fue a disputar el Mundial en España sin sus mejores hombres, pero con un plantel que no necesita de estrellas para ganar cada duelo como un entrenamiento. Cuando todos creían que el local iba a ser el único que le podía arrebatar el título, Serbia sorprendió aunque solo le ofreció cinco minutos de partido ante una potencia que pudo haberle ganado por más.

Con parciales de 35-21, 32-20, 38-26 y 24-25 el equipo de Mike Krzyzewski derrotó a Serbia 129-92 (tercer mayor paliza en una final)  gracias a los 26 puntos de Kyrie Irving (6/6 en triples), que termino como el jugador más valioso. Así llegó a su quinto título (1954, 1986, 1994 y 2010) por primera vez ganado dos en forma seguida y sumando cinco al igual que la ex Yugoslavia, hoy conocido como Serbia.

Además de clasificar a los Juegos de Río 2016, su entrenador sumó su cuarto oro, tras el Mundial en Turquía 2010 y los Juegos en Beijing y Londres, alcanzando un record de 63 victorias consecutivas.

También liberó una plaza para el Preolímpico en Monterrey 2015, donde solo se otorga dos plazas y el local junto con Brasil son los candidatos por encima de Argentina.