El gobierno bonaerense ofreció a los docentes un acuerdo hasta el 2019 que incluye para este año una suma fija de 750 pesos por cargo en compensación del 2016 y un aumento salarial de 20 por ciento como piso o lo que mida la inflación y si bien no se llegó a una acuerdo, los gremios lo analizarán pero sin tomar medidas de fuerza.

La propuesta, que fue presentada a los gremios en el marco de una reunión de paritaria realizada en el Ministerio de Economía provincial, en La Plata, incluía también un adicional del orden de los 5.300 pesos al año por presentismo.

Según el gobierno, de esta forma el ingreso promedio pasa de 19.220 a 23.064 y a 23.504 si se le suma el presentismo y durante 2017 alrededor de la mitad de los docentes van a ganar 23.000 pesos o más.

Sin embargo, esas cifras fueron desmentidas por el titular del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación (SUTEBA), Roberto Baradel, quien explicó que el salario inicial de un maestro en octubre será de 11.770 pesos.

Si bien los gremios docentes no están conformes con la propuesta, acordaron pasar a un cuarto intermedio a la espera de una nueva reunión con el gobierno provincial, dijo la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petroccini.

“Se ha roto la lógica de una propuesta cerrada y mañana nos vamos a reunir y vamos a definir como continuamos”, sostuvo Petroccini.

El esquema propuesto por el gobierno incluía para el 2018 un aumento de la inflación más un 10 por ciento de esa inflación “para garantizar la mejora del poder adquisitivo” y un adicional anual por presentismo de 20 mil pesos, aunque sujeto a la baja del ausentismo.