London 2017 IAAF World Championships

El somalí, nacionalizado británico, Mohammed Farah, culminó en la segunda colocación en los 5.000 metros del mundial. Este fue el punto final para su trayectoria deportiva, repleta de éxitos.

Londres ya había sido testigo de la velocidad de Mohammed Farah. En los juegos olímpicos del 2102, el naturalizado británico, hizo lo que mas tarde obtendría en los mundiales de Moscú (2013) y Pekín (2015), y hace poco en los juegos de Rió (2016), situarse en la cima de los 5.000 y 10.000 metros, respectivamente.

En esta ocasión, el nacido en Mogadiscio, llegaba con la ilusión de poder lograr el doblete, una vez más, y así, poner el punto final a su carrera.

Los 10 mil ya se los había adjudicado. Pero en la última de las competencias, se encontró en la pista con un hombre que llevaba la bandera de Ethiopía, justamente, el país que vio nacer a Ibrahim Jelian, el último hombre en poder vencerlo en una pista. Aquel momento quedaría para la historia, puesto que, luego de ese año 2011, en Taegu (Corea del Sur), Farah no volvería a conocer lo que es ver a su entorno, sino desde lo mas alto del podio. Pero como dijimos, un Ethiope, volvió a ser el verdugo.

Muktar Edris, es el nuevo campeón mundial de los 5.000, y el nombre que quedará como el que terminó con la supremacía de Farah.

Los últimos 200 metros de la carrera fueron los decisivos, donde no pudo de arremetida, superar a Edris, y así, terminó su hegemonía.

El Estadounidense Paul Kipkemoi también fue participe de ese ultimo tramo, quedándose en el tercer puesto.

La imagen final de “Mo”, lo mostró abatido en el suelo, mientras el vencedor se acercaba para consolarlo y felicitarlo por su enorme trayectoria.

Ingrato final para la vida deportiva de una eminencia y emblema de estos certámenes del atletismo. Ahora, las puertas parecen abrirse un poco, y el primero en la lista, es el nuevo campeón, Edris.