Su majestad levanta el 98 título a sus 36 años y el primero en Stuttgart

El vigente uno del mundo superó en la final al canadiense Milos Raonic por 6-4 y 7-6(3) en el ATP 250 sobre el césped alemán. Logró el tercer certamen de la temporada y a sus 36 años cosechó el 98º en su carrera.

El mejor tenista de la historia decidió saltarse Roland Garros para conservar físico además de ser consciente de que no era candidato a robarle el trono a Rafael Nadal, volviendo a las canchas tras tres meses y sobre hierba en clara preparación al próximo Grand Slam en Wimbledon.

Roger Federer uno del ranking puso en marcha enseguida su plan sobre Milos Raonic (35º y séptimo preclasificado) de quebrar su saque y en el tercer juego lo logró rescatando en el siguiente game dos bolas de quiebre, conservando la ventaja ganando 6-4 el set.

El suizo que llevaba una ventaja de 10-3 con una final ganada por lado, la tuvo más peleada en la segunda manga porque ninguno concedió pelotas para quebrar y fueron al tie-break donde el tenista de 36 años creció con los puntos ganados desde el primer saque (86%) pudiendo salir adelante 7-3 tras una hora 18 minutos de partido.

Federer ganó por primera vez este torneo y sumó su tercer título de la temporada tras el Abierto de Australia y Rotterdam, llegando a 98º certámenes en su carrera, tan solo por debajo de los 109º de Jimmy Connors.

Además es el primer tenista suizo en ganar este torneo desde su comienzo en 1978 con un récord de 98-50 en finales (65 sin perder un set en el duelo por el título) confirmando el uno del mundo desplazando a Nadal en el torneo alemán en el césped de Stuttgart que repartió 729.340 euros en premios.