Especialistas de la Escuela de Medicina de Harward desarrollaron una impresora 3D, una lente y una aplicación móvil que permitirá analizar la fertilidad en el hombre as través del celular, con un chequeo de bajo costo.

Los mecanismos para diagnosticar la fertilidad masculina puede ser algo costoso, con equipamientos que pueden insumir alrededor de 100 mil dólares y un personal entrenado para utilizar dichos recursos.

Con la ayuda de un teléfono, lentes y un dispositivo fabricado con una impresora 3D, los investigadores de Harvard piensan impulsar un sistema más accesible y con resultados mucho más rápidos.

El sistema se basa en una pequeña muestra de semen que se inserta en una carcasa especial adaptada a un smartphone.

El análisis se realiza mediante la cámara del smartphone, equipada con una lente especial, y un algoritmo analiza la cantidad y el movimiento de los espermatozoides.

“Este sistema permite que el test de fertilidad para hombres sea algo tan sencillo como el test de embarazo para las mujeres”, dijo Hadi Shafiee, profesor de medicina del Brigham and Women’s Hospital de la escuela de medicina de Harvard.

El sistema fue probado con las muestras de semen de 350 pacientes, y tuvo una precisión de casi el 98 por ciento. El algoritmo de la aplicación utiliza los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud para determinar la fertilidad masculina: la cantidad de espermatozoides por mililitro de fluido y su movimiento.

El primer prototipo fue creado para teléfonos Android, pero según Shafiee se pueden realizar adaptaciones para otros modelos de smartphones gracias al uso de impresoras 3D, con un costo de unos 5 dólares por unidad.