Luego de una nueva reunión por el fútbol, y más desencuentros, se pudo lograr el acuerdo y la pelota vuelve a rodar.

Con la aparición de un dinero que incrementaría el disponible para poder levantar el paro que llevaban a cabo los jugadores, parecía estar todo encaminado para la reanudación del fútbol en nuestro país.

Un total de cincuenta (50) millones de pesos, de los cuales, cuarenta (40) se destinaban a los clubes del ascenso, y solo diez (10) a los de primera (a sabiendas de que estos últimos son los que menos deuda representan), y todos contentos, ¿o no?

En horas del mediodía surgió un “imprevisto”, un nuevo problema que hizo tambalear (una vez más) la posibilidad de que este fin de semana se pueda ver el deporte más popular del mundo en las canchas de Argentina.

Un nuevo choque entre Futbolistas Argentinos Agremiados y los dirigentes de A.F.A. El mismo, al parecer, radicaba en la forma en que el dinero sería distribuido. Normalmente, la plata pasa por la Asociación del Fútbol Argentino, luego es enviada a cada una de las instituciones, y estas, son las que terminan por depositarla en las cuentas bancarias de los jugadores de cada plantel. Pero, el secretario de agremiados, Sergio Marchi, no o veía adecuado y, tras un nuevo cuarto intermedio, se llegó a una resolución que termina siendo, en principio, satisfactoria para ambas partes.

La plata en cuestión, será depositada por la misma A.F.A, directamente a los jugadores, sin antes tener que pasar por los clubes, como debiera suceder si todo fuera lógico y normal.

De esta forma, mañana mismo se empieza a disputar la fecha 15 del torneo (la primera en lo que va del año). Velez va a recibir a Estudiantes, dado que el José Amalfitani va a ser la cede para un partido de los Jaguares, este próximo sábado, por tal, el estadio va a estar ocupado y, al reprogramar el partido de fútbol para el día de mañana, permitirá que el césped esté en condiciones.

De este modo, está garantizado que vuelve a rodar la pelota, al menos por ahora.

¡Por fin!

Federico Campos