Floyd Mayweather cara a cara ante Conor McGregor

El 26 de Agosto se producirá la vuelta al cuadrilátero del campeón invicto, en lo que será una pelea un tanto inusual.

Hace un tiempo que se viene pensando y hablando de este combate. El cual, a priori, hace pensar mas en un evento “para el marketing” que otra cosa. Floyd Mayweather estará cara a cara frente a Conor McGregor.

El implacable norteamericano vuelve a la escena después de dos (2) años de que se produjese su retiro. Por su parte, el Irlandés, es el actual campeón de la UFC (Ultímate Fighting Championship).

Este último, no tiene demasiada trascendencia en el boxeo, de hecho, nunca lo ha practicado profesionalmente. Aunque su potencia a la hora de golpear y su velocidad, han dado mucho que hablar, al menos en el ámbito de la lucha mixta. Este aspecto, que hace al combate, tan particular, y tan “llamativo”, es justamente lo que hace a la contienda, un evento muy atrayente. Ya sea, por la incertidumbre de cómo irá transcurriendo la pelea, como se parará McGregor, y que podrá ofrecer al espectáculo. O bien, el “morbo” de observar al campeón, y uno de los mejores en la historia de la disciplina, enfrentando a alguien que es prácticamente ajeno a la misma.

De todas formas, puede ser un lindo entrenamiento para una noche, en la cual, ambos luchadores se llevarán mas de cien (100) millones dólares.
Cabe destacar, que las reglas serán (obviamente) las del boxeo, y el peso será el del “Súper welter” (hasta 69, 850 kg).

Casi tres (3) semanas después (16 de Septiembre), se dará el choque que, hasta entonces, era “la pelea del año”. Con “Canelo” y Golovkin como protagonistas.

A nivel espectáculo, convocatoria, y rating, uno imagina que van a estar parejas. No obstante, a la hora de lo estrictamente deportivo (boxístico), seguramente, el duelo entre el Mexicano y el Kazajo, será la mas trascendental (y sostendrá el rotulo con la que se la ha definido).

Lo cierto es que después de tantos rumores, idas y vueltas, esta peculiar batalla, tiene su ratificación, fecha y su sede, la cual será el T- Mobile arena de Las Vegas.

La propuesta está hecha y, al margen de cualquier suspicacia, seguramente, atrapará la mayoría de los televidentes cuando ambos contrincantes pisen el ring.